Sale el Sol para la Red 5G

Sale el Sol para la Red 5G


5G.

Puede ser difícil encapsular el significado que se esconde bajo la superficie de este número y una letra que están casualmente uno al lado del otro. Es mucho más que 4G+1, pero ¿en qué medida? ¿Es sólo una cuestión de velocidad con números más altos, o abre puertas de IoT que antes estaban cerradas? Esto no es más que la punta del iceberg de las preguntas que plantea el 5G. Y como el sol 5G está saliendo, es un buen momento para responder a algunas de ellas y comprender mejor lo que está por venir. Agarraos a vuestros routers, porque nos espera algo grande.

5 es el nuevo 4

Uno de los primeros verbos que se asociaron al uso de Internet es navegar. Si un mar es una red de gotas de agua, Internet es una red de bits de datos. Al igual que los surfistas en el mar de la conectividad, llevamos un tiempo subidos a la ola del 4G; el suficiente para saber hasta dónde podemos llegar con él. La 5G (G de generación) es, en el nivel más básico, una ola más grande que permite realizar trucos de surf mejores y más geniales.

¿Qué hace que esa "ola" sea mejor?

En su esencia, la 5G utiliza una interfaz 5G New Radio (NR) y se basa en la multiplexación por división de frecuencias ortogonales (OFDM), que es un método de modulación de señales digitales en diferentes canales para minimizar las interferencias. También utiliza ondas milimétricas, por debajo de los 6 GHz, y un ancho de banda mayor que el de 4G, y puede cubrir frecuencias de hasta 39 GHz, aunque se espera que en el futuro utilice frecuencias portadoras de hasta 71 GHz. Todo ello se traduce en una red más rápida, con mayor capacidad y menor latencia.

Para ponerlo en perspectiva, un sistema 5G puede lograr una latencia de extremo a extremo de milisegundos de un solo dígito. La velocidad de varios Gbps es solo una de las características que se mejoran, con otras como la movilidad, la capacidad y otras. Puede decirse que el 5G cierra la brecha entre las capacidades alámbricas e inalámbricas, algo que el 4G simplemente no pudo lograr.

G significa una Generación Nueva, y mayor crecimiento

Sale el Sol para la Red 5G

Las perspectivas económicas de la 5G son igual de optimistas. Su cuota de mercado mundial estimada era de aproximadamente 64.500 millones de dólares en 2021 y se espera que alcance los 1,87 billones de dólares en 2030, lo que supone una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 44,63%. Por el contrario, la cuota de mercado global de 4G se estimó en 313.300 millones de dólares en 2020 y se espera que alcance los 2,5 billones de dólares en 2027, con una CAGR del 34,7%.

Lo que esto significa es que el 4G no va a desaparecer pronto, y seguirá creciendo, pero con el 5G poniéndose al día a un ritmo mayor a largo plazo. Las dos generaciones coexistirán, cumpliendo diferentes funciones y satisfaciendo distintas necesidades del mercado, pero el 5G acabará ocupando el lugar del 4G en la punta de la lanza.

El aumento de la cuota de mercado no es la única fuente de cifras optimistas que aporta la 5G. También se espera que cree 22,8 millones de puestos de trabajo de aquí a 2035 y que aumente el PIB mundial en un 10,8%, y que la industria manufacturera, la sanidad y la agricultura tengan una tasa de crecimiento de la productividad del 20-30%. Se calcula que el transporte inteligente con 5G reducirá el tráfico y su contaminación en un 15%, y que las emisiones de CO2 de las redes móviles se reducirán en un 50% durante la próxima década. El futuro, pintado con los colores del 5G, parece ser brillante y verde.

¿Debería Importarte?

Sale el Sol para la Red 5G

De acuerdo, el 5G es el nuevo y brillante juguete de la estantería. ¿Es realmente importante para el mundo de la IIoT?

Sí, y mucho.

Maximizar la velocidad y la fiabilidad minimizando la latencia permite algo más que hacer lo mismo pero mejor: abre nuevas oportunidades que sólo pueden existir cuando la precisión de la red alcanza un umbral crítico. Un ejemplo es el mantenimiento predictivo, que significa arreglar las cosas antes de que tengan la oportunidad de ir mal. Un solo error en un gran motor, un generador de energía o un compresor de aceite tiene consecuencias catastróficas. Pero cuando los datos se transmiten, se rastrean y se analizan con la velocidad del 5G, se eleva la capacidad de supervisión al siguiente nivel, y con ella, la seguridad.

Otro ejemplo son los gemelos digitales, réplicas digitales dinámicas y en tiempo real de sistemas físicos. Permiten un mundo completamente nuevo de pruebas hipotéticas y actualización de software que no se puede lograr con 4G. Los gemelos digitales son el nuevo estándar de la industria aeroespacial, pero se convertirán en un estándar para muchos más en el futuro.

La realidad virtual y aumentada, la computación en los bordes y los vehículos autónomos son sólo un puñado de ejemplos de cómo la 5G hace posible lo imposible. No es solo la muerte del buffering de vídeo y los retrasos en los juegos online, sino el amanecer de una nueva era de la IIoT.

Entonces, ¿cuándo tendrá Teltonika Networks sus primeros dispositivos nuevos compatibles con el 5G? Pronto. Muy pronto.